EL OÍDIO EN EL HUERTO

EL OÍDIO, EN EL HUERTO

AGENTE CAUSAL:

Enfermedad fúngica aérea causada por diversas especies del género Erysiphe (E. baeumleri, E. difusa, E. pisiE. polygoniE. trifolii, etc.). Afecta a prácticamente todas las leguminosas (guisante, veza, haba, judía, garbanzo, lenteja, altramuz, latiros, alfalfa, etc.).

  • El inóculo primario en el ataque a una parcela puede provenir de restos de cultivo o ricio de otras plantas susceptibles, o bien por esporas transportadas por el viento desde otras parcelas. También puede transmitirse por semilla.
  • Los condicionantes de temperatura suave o cálida (15-35oC, óptimo 25-28oC) con humedad moderada (>60-70%) durante 4 o 5 días y el rocío favorecen su desarrollo. El viento favorece su dispersión. Sin embargo, las precipitaciones abundantes pueden lavar el hongo de la planta, especialmente en sus primeras fases de desarrollo.
Oídio en el calabacín

CICLO SÍNTOMAS Y DAÑOS:

  • Pequeñas manchas cloróticas que suelen comenzar en las hojas más bajas. Al crecer adquieren un aspecto pulverulento blanco o agrisado. Se distingue fácilmente de otras enfermedades porque las manchas se desprenden con facilidad al pasar el dedo. Pueden llegar a cubrir toda la hoja, tanto en el haz como en el envés, y afectar a todos los órganos aéreos de la planta. Finalmente, las manchas necrosan.
  • Las pérdidas se relacionan con reducción de la superficie fotosintética.

La característica más relevante, de este agente causal de esta enfermedad vegetal, es que no se trata de una única especie fúngica, sino de un conjunto de hongos, que tienen como característica común el ser biótrofos obligados. Es decir, sólo son capaces de vivir, crecer y esporular a expensas de las células vivas de la planta huésped. Aunque también son capaces de producir estructuras de resistencia (esporas) que le permiten sobrevivir en condiciones adversas y dispersarse a través del viento.

El principal síntoma de infección es cuando las hojas se cubren, principalmente en el haz, de manchas de aspecto algodonoso de micelio gris blancuzco a blanco con simetría radial. Dichas manchas crecen y llegan a ser coalescentes hasta cubrir por completo la hoja. En un ataque fuerte se observa la aparición del hongo también en el envés de las hojas e incluso en los tallos. Las partes afectadas, principalmente las hojas, se tornan amarillas, posteriormente se secan y caen.

No requieren agua líquida para su desarrollo, pero sí humedad ambiental. Les favorecen las primaveras muy húmedas (en torno al 70-80% de humedad relativa) y de temperaturas suaves. Desaparecen en pleno verano, siempre que el termómetro pase de 35ºC, para resurgir en otoño.

Estos hongos se manifiestan inicialmente en plantas aisladas pudiendo cubrir posteriormente todo el cultivo. En nuestros huertos los cultivos principalmente afectados son: las cucurbitáceas (calabacines, pepinos, melones, sandías, etc.), las solanáceas (tomates, pimiento, etc.), las leguminosas (guisantes, alubias, etc.), las crucíferas (coles, mostaza, etc.), los cereales (trigo, maíz, cebada, etc.), las lechugas, las acelgas, la menta, las fresas, las vides y los frutales, principalmente rosáceas (manzanos, ciruelos, melocotoneros, perales, nectarinas, albaricoques, cerezos, etc.). También afectan a muchas plantas de jardín, como rosales ornamentales, claveles, crisantemos, begonia, etc. y forestales como quercus y castaños, entre otros.

Oídio en el guisante

Daños ocasionados

  • Ataca hojas, yemas y brotes ralentizando su crecimiento, reduciendo su capacidad fotosintética, y por ende la productividad de los cultivos. En casos extremos las hojas se amarillean, se secan y caen, pudiendo acabar con la vida de la planta.
  • También afecta a flores y frutos, reduciendo las cosechas y originando frutos defectuosos. Los productos elaborados con estos se ven igualmente afectados (ejemplo: vinos, sidras, etc.).

 ¿Por qué aparece el Oídio?

Su aparición suele ocurrir en ambientes con una humedad relativa elevada. Riegos por aspersión, o lluvias prolongadas con temperaturas de entre 10 y 20 ºC, resultan óptimos para su crecimiento.  Un exceso de nitrógeno debido a un abonado también excesivo favorece su aparición, ya que esto obliga a la planta a absorber más agua de lo normal.

Una ubicación excesivamente sombreada que provea de condiciones de poca luz, la mala elección de un cultivo que se encuentre poco adaptado a las condiciones de nuestro huerto, cultivos pobres genéticamente y exceso de espesor de follaje con poca ventilación entre cultivos, se convierten en factores de riesgo añadidos a la temperatura y humedad.

Tratamientos ecológicos

El control de ésta enfermedad pasa por actuar de forma preventiva, corregir sus causas y evitar su propagación. Éstos son nuestros consejos en este sentido:

Tratamientos preventivos:

  • Favorecer la biodiversidad de nuestros suelos y sustratos: en tierras inoculadas con Trichoderma sp, un hongo antagonista de hongos patógenos se disminuye su riesgo de aparición. Los inóculos pueden adquirirse a nivel comercial.
  • Micorrizas: son los hongos beneficiosos que se asocian a las raíces de nuestras plantas, las protegen de enfermedades y las mantienen vigorosas. los inóculos también pueden adquirirse a nivel comercial.
  • Cultivos adaptados: es recomendable elegir especies que se encuentren mejor adaptadas a las zonas de humedad, a la hora de planificar nuestros huertos.
  • Cultivos diversos: asociaciones de cultivos favorables que se potencien y aumenten la resistencia a enfermedades y plagas. Así como una buena rotación para evitar la reaparición de la enfermedad.
  • Respetar el espaciado entre cultivos: no plantar muy denso. No sólo favorecerá la aireación, sino que también hará que nuestros cultivos sean más productivos evitando la competencia por los recursos.
  • Aireación, clareo y podas: la falta de aireación facilita la colonización por parte del hongo, esto puede ocurrir en aquellos casos que el follaje sea demasiado denso y apretado. Debe tenerse especial cuidado en invernaderos y terrazas acristaladas.  Por otro lado, cabe destacar que los clareos y las podas oportunas pueden actuar de modo preventivo. Si el hongo ya se encuentra instaurado, las heridas causadas por la manipulación podrían favorecer su propagación.
  • Hilos de cobre: enrollados en los tallos, trasfieren a la planta iones de cobre que dificultan el desarrollo de hongos. Esta técnica se utiliza con frecuencia en tomateras.

Tratamientos de control:

La infección con oídio es muy rápida, una actuación efectiva será aquella que se realice dentro de las primeras 24 a 48hs.

Oídio en las tomateras

Prácticas

  • Eliminar las partes afectadas: para evitar la propagación a otras hojas y tallos y también entre plantas. Debemos de tener especial cuidado a la hora de la manipulación. Es preciso una correcta higiene de manos, utensilios y herramientas con el fin de no contaminar las plantas sanas.  También es preciso eliminar restos de cultivos que puedan actuar como reservorio.
  • Eliminar hierbas adventicias: plantas como la correhuela son atacadas por el oídio, actuando como reservorio. De ellas pasa a nuestras plantas por el viento.

Preparados ecológicos

  • Purín o decocción de cola de caballo: el alto contenido en sílice de esta planta, propicia la formación de paredes celulares más recias impidiendo la implantación de patógenos. Además, contiene una saponina tóxica para los hongos denominada “equisetonina”. Todo ello la convierte en un excelente fungicida tanto de uso preventivo como curativo. Sus preparados pueden potenciarse disolviendo en ellos quelato de hierro.
  • Bicarbonato sódico: en una dilución al 1%, con unas gotas de aceite y otras de jabón líquido actúa como preventivo.
  • Dilución de peróxido de hidrógeno: agua oxigenada diluida en agua (75 ml para 5l de agua), combate síntomas primarios.
  • Suero de leche: al 5% o leche o yogur al 10%, son fungicidas debido a la presencia de ciertos aminos, fosfatos y sales de potasio. También cambian el pH de las hojas lo que mata o impide el desarrollo del hongo. Estas mismas sustancias actúan como abono foliar estimulante y protector.
  • Ajo y guindilla: macerados en agua o en infusión, pueden actuar de manera preventiva y combatiendo síntomas primarios.
  • Propolis: el propóleo es un producto elaborado por las abejas a partir de sustancias resinosas que recogen en las yemas de los árboles, arbustos y plantas más pequeñas. Las abejas lo colocan a la entrada de la colmena, con el fin de sellar todas las fisuras y evitar la entrada o presencia de cualquier parásito o enfermedad. Aplicado a la agricultura resulta un buen fungicida natural y controla los microorganismos patógenos al obstaculizar su entrada a través de los brotes tiernos, actúa como antiséptico y ayuda a la planta a aumentar sus defensas naturales.
  • Sales minerales de azufre: su aplicación tanto en forma de polvos como en dilución resulta fatal para el oídio, e inocuo para el ser humano si respetamos los tiempos de seguridad adecuados. Aun así, es recomendable lavar los frutos y hojas antes de consumirlos. Cabe destacar que estos minerales no sólo atacan a los patógenos sino a los hongos beneficiosos del suelo, por lo que su utilización debe ser comedida. Si la planta se encuentra plenamente invadida es preferible deshacernos de ella, su productividad se verá plenamente mermada y no volverá a recuperarse en su totalidad.
  • Nota:  el azufre en disolución debe suministrarse a temperaturas inferiores a 32º para evitar la aparición de quemaduras, siendo las horas más propicias las de las mañanas y las tardes.

ELEMENTOS PARA LA BIODIVERSIDAD

El término «biodiversidad» refleja la cantidad, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos. Incluye la diversidad dentro de las especies, entre especies y entre ecosistemas.

La biodiversidad se encuentra en todas partes, tanto en tierra como en el agua. Incluye a todos los organismos, desde las bacterias microscópicas hasta las más complejas plantas y animales. 

La biodiversidad desempeña un papel importante en el funcionamiento de los ecosistemas y en los numerosos servicios que proporcionan. Entre estos, se encuentran el ciclo de nutrientes y el ciclo del agua, la formación y retención del suelo, la resistencia a las especies invasoras, la polinización de las plantas, la regulación del clima, el control de las plagas y la contaminación. 

 El lado bueno de los murciélagos pasa por eliminar una ingente cantidad de insectos: pueden comer entre 600 y 1,200 mosquitos por hora y en una sola noche, el total equivalente a su peso corporal. Sin ellos, nuestra vida sería mucho más incómoda.  A ver si hay suerte y vienen inquilinos.

A tener en cuenta en el huerto sobre estas especies para las que se ha realizado los nidos:

  •  Para la agricultura también son imprescindibles en el control biológico de plagas y son de los animales más eficaces para controlar insectos nocivos para los cultivos, como pueden ser algunos tipos de polillas. Además, funcionan como dispersores naturales de semillas y polinizadores de flores.
  • Es muy beneficioso dejar la hojarasca y restos de poda vegetal del huerto, ya que antes de convertirse en humus potenciará insectos, larvas, orugas, lombrices…  que serán una dieta ideal para muchas aves.
  • Los gorriones actúan como “bioindicador” que alerta de los problemas de contaminación atmosférica en las ciudades, por lo que su ausencia es un síntoma del deterioro de nuestro entorno más cercano.
  • IMPORTANTE: No utilices insecticidas,  procura laborar con elementos siempre ecológicos. Las aves insectívoras ayudan a controlar las plagas de insectos perjudiciales para el huerto.

Como veis poco a poco aumenta la disponibilidad de «viviendas» para los animales en el huerto. Gracias a los ingenieros: Roberto y Jordi.

SOBERANÍA ALIMENTARIA 2

Es indudable que el ser humano tiene derecho a una alimentación saludable y adecuada, y que, actualmente, el sistema actual de comercio crea problemas, sobre todo, de alimentación deficiente, causados por concentración de poder sobre la producción y transformación de los alimentos de holdings corporativos. Resultado: inseguridad alimentaria y empobrecimiento de los pueblos.

Bases para una soberanía alimentaria.

  • Desarrollar soluciones innovadoras con nuevos enfoques sobre progreso de la agricultura local y comunitaria.
  • Políticas que engloben la agricultura de pueblos y ciudades fomentando el desarrollo rural, la integridad medioambiental y medios de vida sostenibles.
  • Promocionar y potenciar proyectos, tanto individuales como grupales, dentro de cada comunidad, que estén relacionados con la agroecología y el medio ambiente.
  • Generar políticas abiertas a la soberanía energética de los pueblos, siendo estos los que controlen el agua y la electricidad.
  • Necesidad de una reforma agraria profunda. Desde las instituciones un aumento de atención a políticas institucionales, con cambios de normativas que permitan el desarrollo y adaptación a productores locales (no a subvencionar macroproyectos), definiendo sus propias políticas agrícolas, ganaderas, de pesca y de alimentación.

La Soberanía Alimentaria debe incluir:

  • Mercado justo, con puntos de venta de productos locales.
  • Dar prioridad a la producción agrícola local.
  • Derecho del consumidor a decidir qué consume y por quién es producido.
  • Participación social en la toma de decisiones sobre políticas agrícolas (por encima de las normativas impuestas desde los grandes lobbies y empresas buitres a la CE)
  • Derecho social a protegerse de importaciones agrícolas de bajo costo, evitando los excedentes estructurales (la trampa de la oferta y demanda) y el dumping (práctica de vender productos por debajo de su coste, se utiliza para eliminar competencia)
  • Proyectos agroecológicos como forma de alcanzar medios de vida económicos sostenibles, paisajes vivos e integridad medioambiental presente y futura.
  • Promoción de modelos familiares y comunitarios (profesionales y huertos urbanos)
  • Sobreprotección de los recursos naturales.
  • Facilitar actividades que fortalezcan el acceso a los recursos que aseguran la vida: agua, tierra, sol…)

SOBERANÍA ALIMENTARIA 1

La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a definir su propia alimentación y agricultura, a proteger y regular la producción y comercialización local, a fin de lograr un desarrollo sostenible, a determinar la medida en que quieren ser autosuficientes, a proporcionar a agricultores, ganaderos y pescadores (de la comunidad) la prioridad en la administración de los recursos regionales y los derechos sobre los mismos.

La soberanía alimentaria fomenta la formulación de políticas y prácticas de comercio que sirvan a los derechos de los pueblos a una alimentación y producción inocua, sana, ecológicamente sostenible, que cuide el medio ambiente, y culturalmente apropiada, con recursos para mantenerse a sí mismos y a las sociedades.

POLÍTICAS QUE CONDICIONAN LA SOBERANÍA ALIMENTARIA DE LOS PUEBLOS

  • El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional(FMI), proyectan una seguridad alimentaria basada en el comercio internacional, otorgando subvenciones a la importación y exportación de alimentos de primera necesidad. Las grandes empresas ganan más con este modelo, que vendiendo los productos en los países que se originan.
  • La Organización Mundial del Comercio crea reglas que vinculan, a los países, a acuerdos internacionales (que si no se cumplen se sancionan y penalizan). Los gobiernos de todos los países están presionados a cumplir lo que grandes empresas consideran “un comercio económico justo”.
  • Estos organismos (BM, FMI, OMC) subvencionan a grandes exportadores para que estos puedan poner precios inferiores a los costes de producción, tanto en países exportadores como importadores, generando:
    • Apertura de mercado agrícola a trampear con las importaciones y las exportaciones.
    • Los grandes productores, al ser subvencionados, nunca tienen pérdidas. A los pequeños productores se les exige impuestos y gravámenes de todo tipo.
    • A las empresas que comercializan con productos básicos les presionan para que se produzca a bajo precio.
    • Proporcionan privilegios y promocionan a empresas con control corporativo, concediéndoles derechos de monopolio sobre alimentos de propiedad universal como son las semillas, el agua, las razas de animales…
  • Este tipo de comercio lleva a:
    • La industrialización de la agricultura (producir, producir, producir…)
    • Aumento de los cultivos intensivos con perjuicio para los cultivos sostenibles.
    • Destrucción de la biodiversidad, de la tierra, del agua, de los bosques, de los recursos genéticos y de los agrosistemas regionales.
    • Causa los mismos perjuicios en la ganadería y la pesca.

25 Aniversario del Banco de Alimentos

Ayer por la tarde asistimos al acto de celebración del 25 aniversario del Banco de Alimentos de Castellón, invitados por su presidente Santiago Miralles.

Estos son los datos, de 2021, de la labor que se realiza entre todos los voluntarios, entre los que tenemos el honor de pertenecer:

  • Entidades que se benefician: 95
  • Personas beneficiadas: 15856
  • Alimentos entregados: 1.230.644 kg
  • Voluntariado: + 400 personas
  • Asociación Hort Mas d´en Riera: 5.809 kg

Gracias a todos.

Grupo con el que compartimos unos vinos y alguna charla (cualquier día vienen a ayudarnos a sembrar patatas)

Enlace al Proyecto «Nadie sin su ración diaria»

«HOTEL» PARA INSECTOS

La biodiversidad es vida

De bio- (del griego “bios”; vida) y diversidad (del latín “diversitas”; variedad).

Biodiversidad es la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otros, los ecosistemas terrestres y marinos y otros sistemas acuáticos, y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

La biodiversidad abarca, por tanto, la enorme variedad de formas mediante las que se organiza la vida. Incluye todas y cada una de las especies que cohabitan con nosotros en el planeta, sean animales, plantas, virus o bacterias, los espacios o ecosistemas de los que forman parte y los genes que hacen a cada especie, y dentro de ellas a cada individuo, diferente del resto.

VÍDEO: BIODIVERSIDAD

VÍDEO: «HOTEL PARA INSECTOS»