Compuesto de ajo, guindilla y jabón potásico

La mezcla de ajos, guindilla y jabón potásico, es un controlador orgánico, y ecológico, de las plagas en los cultivos de hortalizas y plantas con flores.
El ajo es eficaz para controlar muchos insectos en casi todas las etapas de su ciclo vital como los huevos, larvas, y cuando son adultos. Este preparado orgánico de ajos, guindillas y jabón es muy eficaz para controlar plagas de pulgones, ácaros, arañita roja, mosca blanca, minador de la hoja etc.

La guindilla picante, se utiliza para mejorar la eficacia de este compuesto orgánico de ajos, ya que también se ha demostrado su eficacia en el control de los pulgones, ácaros que afectan el follaje de las plantas.
El jabón potásico se usa principalmente para combatir a los insecto, actúa por contacto directo, dañando su exoesqueleto. Tiene efecto fungicida. Es biodegradable, una vez que se va desprendiendo de la planta o árbol y va cayendo a la tierra, se convierte en carbonato de potasio, la propia tierra lo asimilará y convirtiéndose en un componente más, enriqueciendo la tierra.

  • 1 litro de agua
  • 100 gr de ajos
  • 1 guindilla picante
  • 25 gr jabón potásico
  • 1 frasco con tapa hermética

Picar el ajo y la guindilla. Cubrir con aceite vegetal. Dejar macerar durante 24 horas. Agitarlo un par de veces.

Añadir el agua y agitar. Añadir el jabón potásico (previamente diluido en un poco de agua caliente) Volver a agitar. Dejar reposar, en un recipiente hermético, durante una semana, agitando de vez en cuando. Después colar y guardar.

Uso:

  • 50 ml del preparado por 1 litro de agua.
  • Aplicar rociando.
  • Frecuencia de aplicación: cada 15 – 20 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.